LAVADA DE FACHADAS

Un buen lavado de fachadas no solo rejuvenece los edificios sino que ademas logra mejorar imperfecciones dadas por el paso del tiempo y los eventos atmosfericos que los afectan.

Por ello trabajamos en varias etapas:

En la parte inicial emboquillamos con sika-mortero las uniones (pega) que están desgastadas para que las piezas permanezcan en su lugar, paso siguiente se someterá la fachada a una limpieza profunda con rinse restaurador e hidrolavado. Todas las superficies tratadas quedan perfectamente limpias sin restos de suciedad alguna.